Pronombre de primera persona del singular: Yo

Este es mi cuento de fantasmas de hoy. Cosas así le pasaban a la guionista. ¿Para qué tenías la boca, hija? ¡Ay!

¡Están al otro lado del parque! Corazones acelerados. 

 “Él” lanza la pelota; Martina corre a por ella. Corre como si atraparla fuera la cosa más importante del mundo.

Ciro, que ha visto a Martina, corre a su encuentro. ¡Ah! quiere avanzar rápido pero la mano femenina que sujeta su correa le contiene.

¡Por fin! Llega hasta Martina.

Huele a césped recién cortado.

Martina y Ciro se olisquean. Sueltan aullidos de alegría. Mueven la cola y giran sobre ellos mismos. Mientras, “él” y “ella”, el uno frente al otro. Tensos. Conversación en la que el sujeto debería ser pronombre de primera persona del singular pero no lo es:

-“Martina os echa de menos”  

-“Sí, Ciro también”.

Se miran un instante a los ojos. Bajan la vista rápido.

Se alejan tirando cada un de su perro. Ciro y Martina miran hacia atrás. Un par de ladridos de tristeza

“Ella” no mira; “él” tampoco.”

©El fantasma de la guionista

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas del fantasma de la guionista, Fantasmas en los cuentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s